Lecturas de domingo

Hoy estoy muy orgullosa de pertenecer a esta profesión. Hoy mi amigo Guillermo Ortega publica una columna en la que nombra a esta humilde juntaletras, en su particular rincón de libertad que, por cierto, recomiendo visitéis cada semana. Yo lo hago, aunque tal vez no se lo haya dicho hasta hoy; acudo puntualmente a la cita en su patio gracias a las posibilidades que me ofrece Internet, ya que tendría bastante complicado agenciarme todos los domingos un ejemplar del Granada Hoy.

Guillermo es uno de tantos compañeros con los que he tenido la grandísima suerte de compartir oficio. Lo cual equivale a decir que hay cosas de las que no hace falta hablar para saber que estamos de acuerdo en ellas, otras muchas en las que nos reafirmamos aunque sea en la distancia y otras, por supuesto, en las que discrepamos de manera civilizada. Ahora que estoy fuera siento sin embargo que estoy más dentro que nunca. Ahora que no tengo que dejarme llevar por las prisas de las ruedas de prensa y los cierres, o incluso por la presión del “a ver qué saca hoy esta gente” (en este patio de vecinas que es la información local no se llega a hablar de exclusivas pero siempre hay mucho de ese mirar de reojo lo que hace el otro; y eso, para qué engañarnos, está feo); ahora, digo, creo que tengo más tiempo para reflexionar sobre lo que significa este oficio. Ahora puedo permitirme el lujo de compartir opiniones con ex compañeros a los que ya no veo casi a diario pero que sin embargo siento más cerca.

Y eso me gusta. Tanto como poder leer a Guillermo cada domingo desde la comodidad de mi salón y asentir a muchas de las cosas sobre las que tan certeramente habla. Saludos, compañero.

Imagen de cabecera: F. Antolín Hernández
Anuncios

2 thoughts on “Lecturas de domingo

  1. Coincido contigo en eso de mirar de “reojo” los otros medios locales, aunque tampoco creo que esté feo, es un síntoma de que existe una competencia, la cual si es sana es positiva y además nos hace aplicarnos más en nuestro trabajo para que no se nos adelanten los demás.

    1. Sí, tienes razón en lo de que la competencia “aviva” el instinto, pero si te soy sincera a mí nunca me ha importado que otro compañero se adelante. Y sí me ha parecido (aunque no sea así) una cosa como de “copieteo” el publicar a posteriori lo que otros ya sacaron con anterioridad, a menudo simplemente porque sí, sin aportar nada (reflexión, análisis) o ampliar la información. Lo que no quiere decir que todo el mundo lo haga, ni que muchos periodistas no tengáis un fino instinto que os hace vivir más cerca el pulso de la actualidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s