Herramientas para un periodismo útil

Que el futuro del periodismo pasa por Internet es una obviedad. Ya hay muchos ciudadanos que conocen las noticias directamente a través de los trending topics de Twitter o mediante agregadores RSS para sus páginas favoritas, sin pasar por ningún periódico, radio o televisión. Poco voy a poder añadir yo que ya no se haya dicho a este respecto: lo que por un lado supone una gran libertad a la hora de configurar los contenidos que queremos obtener implica una gran responsabilidad a la hora de seleccionarlos, ya que no todas las fuentes son igual de fiables y al eliminar al periodista como intermediario se corre el riesgo de tomar por ciertas algunas mentiras.

Afortunadamente, la mayoría de los medios son conscientes de ello, y están haciendo grandes esfuerzos por no quedar fuera del flujo informativo cuyo mayor caudal se mueve hoy a través de Internet. Grandes nombres como la BBC, RTVE, Le Monde o Time, por nombrar sólo cuatro, han sabido reinventarse sin perder la esencia. Gracias a la tecnología podemos tener en nuestra cronología de Twitter los últimos titulares, vídeos o artículos, y sabemos que detrás de ellos hay profesionales, periodistas que han sabido contrastar sus fuentes y hacer su trabajo de interpretación y análisis. Si además podemos mirar de reojo el último vídeo de Lady GaGa o los sarcásticos comentarios de Ricky Gervais, ¿quién puede negar que las redes sociales son una excelente herramienta para mantenerse al día de lo que ocurre en el mundo de manera muy directa?

Quiero pensar que los periodistas todavía somos necesarios. Pero claro, hay que tener muy claro que el modelo ha cambiado. Sigue habiendo trabajo a la manera tradicional, pero vemos diariamente que es cada vez más precario, peor pagado y más aburrido que nunca. Acudir a ruedas de prensa, “tragar” el discurso preestablecido, cubrir las mismas noticias año tras año… todo eso forma parte de un sistema que va chirriando conforme se oxida. En el otro extremo se encuentran nuevos medios cuyo modelo de negocio se basa en la recopilación de materiales de terceros, agregándolos en busca de un buen posicionamiento web y ofreciéndolos de manera unificada al lector. Es el caso del Huffington Post, y este método corre el riesgo de convertir al periodista en un mero sindicador de contenidos.

Entonces, ¿dónde está la salida? ¿Dónde el futuro? Es una pregunta que se irá respondiendo por sí sola, cuando unas maneras de hacer las cosas se impongan sobre otras, cuestión de tiempo. Pero sí creo que hay algunas pistas para mantenerse en el camino:

  • Ante la rapidez de las redes sociales, contra la que es difícil luchar: análisis. Reflexión, trabajo y cosas interesantes que decir son las armas con las que un buen periodista puede atrapar a su público. El slow reading frente a la inmediatez del cambiante mundo internáutico.
  • Si no puedes con el enemigo, únete a él. Introduce poco a poco la interactividad con tu audiencia, si estás en un medio tradicional o muy rígido, las cuentas gratuitas en Twitter o Facebook son una opción asequible. Si, por el contrario, tienes capacidad de maniobra para implementar cambios de calado, echa un vistazo a las nuevas herramientas que van surgiendo día a día.
  • Elige bien tus contenidos. Siempre que puedas, relega las informaciones oficialistas y concede más tiempo o espacio a temas sociales de interés general, escondidos o con un trasfondo especial (científico, artístico o cultural, por ejemplo).

Y para terminar, un estupendo ejemplo de herramienta tecnológica al servicio del periodismo:

Imagen de cabecera: Ben McLeod
Anuncios

6 thoughts on “Herramientas para un periodismo útil

  1. En mi humilde opinión, el/la periodista siempre será necesario/a: para encontrar la noticia fiable y contrastada, para digerir la información masiva y convertirla en opinión, y para hacer periodismo de investigación.
    Sin los profesionales del periodismo sólo nos quedará la información parcial e interesada de poderes políticos y económicos, sumado a un ruido de fondo formado por cotilleos e historias sin fundamento.

  2. Una cosa es que sea necesario y otra muy diferente que los buenos periodistas interesen a los políticos. Sería funesto que al final el periodista solo sirva para clasificar la información parcial e interesada de esta banda de vividores.

  3. El trabajo es cada vez más precario, pero los gobiernos y partidos políticos precisa de los periodistas, somos indispensables para difundir lo que hacen y dicen, sería cuestión de aprovechar esa arma.

    1. Cuánta razón, Javi, el periodista tiene un poder mayor del que cree. Aunque su relación con la política no es la única fuente: su principal arma es ser altavoz e intérprete de lo que la sociedad tiene derecho a conocer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s