Regulación

Leo en el Granada Hoy que los trabajadores despedidos tras un ERE en esa provincia se duplican con la nueva reforma laboral del gobierno, que entró en vigor el pasado mes de febrero. No es nada sorprendente ya que, como resumen en el artículo, esta reforma ha supuesto entre otras cosas que “ahora la autoridad laboral no tiene que autorizar el despido colectivo, la empresa únicamente tiene que comunicarlo y acreditar que el expediente se inicia por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción”. Vamos, algo lógico: se reducen las trabas impuestas a las empresas para poder presentar un expediente de regulación y éstos florecen como las setas.

Pero llevada por la curiosidad, he buscado la fuente de la información que según señalan es el propio Ministerio de Trabajo. Efectivamente, ahí encuentras las estadísticas relativas a la regulación de empleo, cuya última actualización corresponde al tramo comprendido entre enero y mayo de este año. Y se te cae el alma a los pies. Resulta que solo en esos cinco meses se han registrado 13.518 expedientes, con 176.085 trabajadores afectados. Según el avance para el anuario de 2011, durante todo el año anterior hubo 22.445 expedientes con 372.167 trabajadores afectados; es decir, en apenas cinco meses, se ha superado el 50 por ciento de todo lo registrado en 2011. Lo que es peor, al comparar las estadísticas con el mismo período (enero-mayo) del año pasado, comprobamos que el número de EREs ha subido un 66,8 por ciento, y un 53,2 por ciento el número de trabajadores afectados.

EREs 2012

No he podido evitar comparar estas cifras con el apartado en la web del Ministerio titulado “¿Por qué una reforma laboral? Preguntas y respuestas”, y en el que se explican las razones por las que “la reforma laboral sitúa el despido como último recurso para afrontar la crisis”:

“Un sistema laboral rígido dificulta que empresarios y trabajadores puedan adecuar sus relaciones a la realidad socioeconómica del momento. La reforma laboral ofrece alternativas para que el despido sea el último recurso al que se acuda: 

  • Mayor flexibilidad interna de las empresas. Para que ante situaciones económicas adversas el empresario y los trabajadores puedan modular las condiciones de su relación laboral para ajustarse mejor a las necesidades del momento y evitar el mecanismo del despido: adaptación de funciones, distribución de la jornada, etc.”

Está claro, ¿no?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s