Anda que…

Esta mañana he pasado el aspirador. Se trata de un cacharro nuevo, que hace poco ha sustituido a la anterior e infernal máquina que ya no aspiraba y lo único que hacía era un ruido insoportable además de expulsar más calor a la atmósfera que una Soyuz despegando.

Ya es, de por sí, una tarea ingrata. Más aún en pleno verano y con el sofocón de calor que tenemos encima desde hace unos días. Pero que tenga que convertirse, además, en un suplicio por obra y gracia de los diseñadores industriales es algo que nunca jamás entenderé. ¿Es tan difícil idear un aparato que no se enganche en cada esquina, que no tropiece una y otra vez con su propio cable, que ruede de manera más o menos fluida para no tener que arrastrarlo como si lo estuvieras subiendo por una vía de dificultad 9? Parece que sí, tiene que serlo porque todavía no he manejado un aspirador que haga el trabajo más fácil a quien lo maneja: ni caro ni barato, ni de una marca ni de otra. Ninguno.

Por eso, y tras sudar hoy la gota gorda con mi nuevo artilugio, sólo me surge una pregunta. ¿Encima se están cachondeando de mí? Sólo puedo pensar eso de los que le han colocado semejante mango al invento:

Ah, y para quien tenga dudas: no. No es cómodo ni ergonómico ni nada que se le parezca.

Me puedo imaginar la sesión de brainstorming cuando estaban en pleno desarrollo del producto.

Anuncios

One thought on “Anda que…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s