Gamonal y la desvergüenza periodística

El pasado viernes el programa La mañana, de TVE, trató el tema de las protestas ciudadanas en el barrio burgalés de Gamonal, donde ya sabemos que han terminado paralizándose las obras que tanto han indignado a los vecinos. Para saber más sobre lo que ha pasado en Burgos, recomiendo leer a Ignacio Escolar, que lo explica muy bien en su blog, pero hoy quería detenerme en cómo abordó este tema el programa de Mariló Montero:

El vídeo es largo, pero precisamente por eso nos permite contemplar en todo su esplendor una estupenda muestra acerca de cómo no se debe hacer periodismo si lo que pretendemos es ser objetivos y prestar un servicio público. Es aún más sangrante si pensamos que esta muestra de desvergüenza tuvo lugar en una televisión que pagamos entre todos y que debería ser ejemplo precisamente de eso, de servicio al ciudadano.

El portavoz de los vecinos, Manuel Alonso, es la personificación de la dignidad pero sobre todo de la paciencia. Porque mientras intenta explicar de manera cabal y razonada lo que está ocurriendo en su barrio, desde el plató y con la Montero en el papel autoarrogado de dignísima defensora de la gente de bien (en el sentido rajoyano del término, como dios manda), se intenta llevar a cabo una labor de acoso y derribo con el único objetivo de manipular, desprestigiar y en último término sacar de sus casillas al representante vecinal.

Su aguante, como digo, es digno de admiración, aunque finalmente no puede evitar soltar un castizo «¡Hostia!» cuando ya casi no puede más con las sandeces, las interpretaciones torticeras y las actitudes condescendientes, chulescas y miserables de los contertulios que se dirigen a él. En ese momento se nota cómo la presentadora se regodea porque ya ha conseguido lo que andaba buscando, la palabrota, aunque se trate de un improperio tan suave y más bien responda a la impotencia de Alonso ante la desfachatez de sus interlocutores.

El único en esa mesa medianamente digno de que se le llame periodista es Fernando Ónega, que por cierto cuando expone sus razones parece molestar bastante a la señora Montero. Será que es muy consciente de que hay otro en su mesa que le puede dar sopas con honda en oficio, y eso (no hay más que fijarse en su cara cuando el otro habla) le jode.

Gamonal

Anuncios

6 thoughts on “Gamonal y la desvergüenza periodística

  1. Esto es lo que se llama una periodista de raza y es el reflejo de una televisión plural, objetiva y de calidad. Desde luego mucho mejor que la televisión que había antes… De hecho es igual que la de antes. Me refiero durante el franquismo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s